SUBIDA AL MULHACÉN DESDE ALMERÍA

 

1.- UN LIBRO: “DEL MAR AL CIELO” crónica de un viaje a Sierra Nevada.

 

Se trata de una obra escrita en el año 1880 por Antonio Rubio Gómez que narra la aventura de un grupo de almerienses que afrontó una expedición para subir a la cumbre del Mulhacén desde Almería.

Tanto el relato como la propia historia que cuenta el libro son muy meritorios, pues, además de contarnos con todo lujo de detalles el método, forma y circunstancias que conllevaba un ascenso montañero del siglo XIX, tiene como novedad añadida el ascender a la Sierra Nevada desde tierras almerienses.

Los artífices de esta simpática y de todo punto destacable actividad fueron especialmente dos entusiastas del medio natural, pioneros en su época tanto por lo que hicieron sino cómo lo hicieron:

2.- UNOS AVENTUREROS

A) Antonio Rubio Gómez. Maestro de literatura elemental y superior, natural de Granada y afincado en Almería (1836-1902).

Con 18 años, en 1854 fue nombrado maestro, un año después aprobó las oposiciones para toda clase de escuelas elementales y superior. El 30 de mayo de 1857 por oposición entro en la Escuela del Barrio Alto de Almería y prestó sus servicios hasta octubre del 1860.

En 1876 tubo una participación activa en la fundación del Ateneo de Almería, junto a Placido Langle (su yerno) y Antonio Ledesma, ambos dos afamados intelectuales almerienses.

En 1878 le surge la idea del proyecto de subir al Mulhacen y unas desfavorables circunstancias meteorológicas le impiden hasta el año 1880 llevar a cabo con éxito el proyecto.

Un nieto de Antonio Rubio fue un renombrado arquitecto de Almería que diseño, entre otras obras, los subterráneos del paseo de Almería (refugios de la guerra), hoy día convertidos en museo visitable.

El 11 de julio de 1880 a las 12 de la mañana, en un apartado de la cervecería inglesa en el puerto de Almería se convocó una reunión para preparar la expedición al Mulhacén. De los 15 que estaban interesados, solo se presentaron 5, y dos de ellos se apresuraron a desistir del proyecto. Los tres que finalmente quedaron fueron: Antonio Rubio Gómez, Olallo Morales y José Vilches.

Se repartieron los trabajos que conlleva organizar una expedición: Olallo, sería el cerebro científico, por su condición llevaría el tema astrónomo, físico y geólogo. Antonio Rubio: se encargaría de la cobertura literaria y artística. Y José Vilches se encargaría de la logística y de la administración.

B) Olallo Morales Lupión (1852-1889) Natural de Berja y miembro de una conocida familia burguesa minera que a partir de 1859 se afincó en Almería, donde su  padre, Olallo Morales Sierra, llegaría a ser alcalde de la ciudad (1865).

 En 1866, Olallo  estuvo a en Paris iniciando sus estudios de astronomía en el Observatorio. Una afición que, se convertiría en pasión y le acompañaría siempre. Su afán aventurero y viajero creció en la década 1870 cuando viajó por Europa, Asia Menor y, Egipto y Palestina. Desde el 1870 al 1872 vive en el lago Maggiore en el norte de Milán, aquí continua su formación en la ciudad piamontesa.

Amante de la astronomía, a su vuelta a Almería montó en su casa un observatorio astronómico, toda vez que trabajó en el trazado del por entonces todavía proyecto de ferrocarril para Almería.

Escaló dos veces el Mont-blanc  (4.810 m.) , el monte Rosa  (4.634 m.) y el monte Cervino (4.478 m. altitud), en los Alpes. También ascendió a tres ocho miles en el Himalaya: el Guarisankar, el Kanchenjunga (8.588 m. altitud) y el Dawalagerid (8.572 m. altitud).

Con este currículo, poco pudo importarle subir este escalón de la tierra, para coronar los solo 3.482 metros del Mulhacen.

Más info.: www.materialesdehistoria.org/olallo.htm

C) José Vilches Gómez, un joven abogado de Almería con gran afición a los caballos, vinculado a una familia de políticos almerienses, fue aficionado a la pintura y literatura, arte ésta última en la que destacó siendo presidente del Liceo, una institución que amparó durante todo el siglo XIX la letras almerienses.

D) Francisco Morales Lupión  (1854-1907). Era hermano de Olallo) fue el cuarto integrante de esta aventura de forma espontánea. Nacido en Berja vivió muy de cerca las aventuras de su hermano, tanto que en 1873 le acompañó a un viaje por Europa. Los últimos años de su vida los pasó en Almería muy cerca de los intereses astronómicos y culturales de su hermano.

De estos dos últimos personales constan pocos datos que podamos facilitar.

3.- UNA AVENTURA

El 17 de julio de 1880 comenzó la aventura  “del mar al cielo” desde Almería al Mulhacen,  adentrándose por  tierras inhóspitas y desconocidas para su época; Veinte años antes de que el primer vehículo a motor, se pusiera en marcha.

Las condiciones eran precarias y rudimentarias, en comparación a como ascendemos hoy día al Mulhacen. El desarrollo del libro de Rubio viene a ser  como un cuaderno de Pitágoras. Esto es  lo que nos ha motivado a reproducirlo pensando lo que vivieron estos aventureros almerienses en aquella época.

Reviviendo el recorrido, hemos tenido que modificar algunos tramos, como consecuencia de los cambios geográficos y sociales,  acontecidos a lo largo de estos 135 años. El recorrido lo hemos dividido en siete tramos ó etapas. Adaptándolo a las condiciones básicas, para los diferentes niveles físicos y técnicos. Donde los aventureros  pueden realizar, cada jornada tranquilamente disfrutando de todo lo que nos ofrece el camino. Combinando la forma de pernoctar, en los descansos de las etapas entre albergue, hostal y refugio de montaña.

Los datos históricos que mencionamos,  se extraen del estudio preliminar realizado por Andrés Sánchez Picón para la edición facsímil de la obra de Antonio Rubio.

Este nuevo sendero “del Mar al Cielo” toma la salida oficial se hace desde Berja, ciudad natal de dos de los protagonistas de la historia, y que recientemente cuenta entre sus calles con una vía dedicada a Antonio Rubio. Se compondría de siete etapas:

1º etapa: Berja - Peñarrodada - Hirmes - Darrical. (En Darrical hay albergue para pernoctar)

2º etapa: Darrical – Las Canteras - Los Montoros - Jorairátar. (En Jorairátar hay albergue para pernoctar)

3º etapa: Jorairátar – Cadiar - Narila - Alcutar. (En Cadiar hay hostales para pernoctar).

4º etapa: Alcutar - Berchules - Juviles - Trevelez. (En Juviles hay albergue para pernoctar)

5º etapa: Trevelez – Mulhacen – Refugio de Poqueira. (Se pernocta en el Refugio guardado de Poqueira)

6º etapa: Refugio de Poqueira – Capileira. (En Cadiar hay hostales para pernoctar)

 A través de las mismas conoceremos esta peculiar ascensión desde tierras almerienses al pico Mulhacen, rememorando aquella vieja expedición del siglo XIX que nos relatara Rubio, experimentando mucho de cuanto aquellos pioneros de la montaña buscaron y encontraron en su ruta.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

      
 

Equipo de coordinación de este proyecto: Salvador Hurtado, Maritrini Torralvo y Valeriano Sanchez

Contacto: info@belladurmiente.com